Vie 23.Jun.2017 22:44 hs.

 Buenos Aires
T: °C  H: %

Poemas  de ...

Por Poemas de ...



Poemas de Pablo Queralt (Buenos Aires)


07.08.2014 10:41

Del libro antologia 7 poetas bs as salta.

El momento gris perla de silencio antes de la tormenta los músculos se distienden en esa muerte de las articulaciones agua agua que no pudo repartirse y ahora pequeña obediente silenciada malgasta su vida doblada en dos llegando a muelles donde esta el mundo


*
Esa vida breve de arena que suelta el cuerpo que va encontrando su destino del viaje que va deshuesando en las palabras como barco que se hunde en las olas en lo que pesa esa agua profunda ese hacia abajo en el ritmo de las cosas


Del libro Late.

Hundirse en las nubes más hermosas carecer de gravedad
hasta atrapar el vacío en las manos de papel de un tiempo
perdido en las estaciones de un tren sublunar corriendo de
atrás

hasta tocar con la punta de los dedos del sol la alegría en la
niebla del hombre que espera el embarque de la sangre
y el vino, tu cuerpo.


*

En ese asilo un hombre perdido olvidado en la niebla del tiempo

espera un golpe de luz cansado de mirar para dejar de mirar a los

que pasan, traspasa el umbral de la trasparencia.


Y en ese instante lila entrás al vuelo de los pájaros en esa costa

sin saber cuál dirección tomar en un tiempo nuevo y repentino


y las risas flotando en el bote y las voces al ritmo del agua y la sal

sin saber qué decían al borde de la vida de las flores floreciendo todo

el año esa pequeña vida,


fui muy lejos volvi a mis hilos años y años de ira que había dejado

colgados fuera de esa masa de belleza y vejez.



*
Oscuro pero igual bajás por tu sed, en la luz rota rápidamente

avanzando en la coreografía del día de trabajo aceptás la calavera

sin pensar, captás el sonido

de la vida, de la disolución.


*
La casa se convirtió las palabras andan por las paredes las tías silban en otro idioma en el mundo que rima al son de ese ejército de palabras del kiosco al bar el amor es una palabra dura una semilla una ocasión una camisa a rayas que me regalaste algo que nunca sabré pero algunas veces sentí en esa pupila en ese rincón en ese camino cuando me fui aspirado por el aire.


Del libro Perfume animal.

*
quien no conoce la cólera no vivió
como esa bandada de zorzales que cruza
el cielo como sin destino detrás de la lluvia
la ruta del sol la de siempre después de la siesta
estalla el canto del gallo con la misma fe
da la vuelta al mundo se alimenta de poesía
como los rostros de carpani en esa fuerza obrera
de los vasos de vino vacios en almacenes ese suave
humo
en otro lado de la ruta andando a los balazos
rompiendo la paz del campo de manzanillas
mis ojos piden paciencia ya la luz será azul
sobre los pastos en oleadas volando
en la caida silenciosa después del estampido
de garzas en el inmenso cielo a la tarde
cuando se van los turistas en ese aire fresco
de la vuelta en los camiones cargados de naranjas
escuchando en la spica los resultados de los partidos
las notas del mirlo que se borran como un libro inédito
perdido en este lado de la luna este camión mugroso
con sus últimos nocturnos y una dulce llovizna en la noche perra.


*

el cuerpo conoce todas las respuestas
pero lucho contra el llanto el dolor
como un Sísifo más que sube su roca
hasta la cima y así cada noche
hasta que la roca no cae más
y en ese equilibrio al salir de
la iglesia decir para que vine
e igual seguirlo eligiendo
todas las noches mato a cientos
de personas y después de enterrarlos
me gusta darles libertad
si nací es para no volver a nacer
si muero es para no volver a morir
salir de la rueda darle una casa al corazón
zapato amapolas de este atardecer
resolviendo los problemas para destruir el destino
yo no soy este cuerpo soy algo
que no conozco esos sacos de agua
a cada lado en el pulmón cada ala
solo estoy a salvo en su música.


Del libro poemas reunidos.

*

El limo de la orilla del cuerpo que compartimos queda,
dura todo el día va escribiendo su relato
con su respiración vamos por la calle mar abajo

embrujado de eso pende mi vida
a punto caramelo sin dejar de leer su papel

que se repite en sus largos abisales sus campos de cordura
y vehemencia en esa navegación de deseo convivo



Del libro El padre.

*
poema del génesis no escrito
que recita el padre
en un tiempo sin espacio
ni ilusión
reconstruímos un momento
donde se entrecruzan
muchos momentos

y el árbol imaginado no es más el árbol
tal vez mármol
piedra
y en la piedra se empieza a ver otra cosa
una cara
el revés del todo
registro de cielo
entrevisto en ejercicios
finos trabajos de arqueología

desenterrando el tiempo nebuloso
que despierta
y vuelve a nacer
como una escritura que no sabe
lo que esta haciendo
con la fascinación y el aburrimiento

canción del padre.


*

¿qué otras cosas hace Dios
aparte de las que hace?

cuando vos
colaborabas con el plan
del Padre
nací,

en las diversas variantes
de un solo padre, un solo hijo
canción del padre.


*
Bajé la persiana
y todavía faltan 20 páginas
para terminar
el libro que se sigue haciendo
en este color naranja bermellón
en este tono, solo
ese ritmo
que lleva el padre
al .fin del acto
camino azul, aéreo y de pan
tomando mate por las tardecitas en silencioso
callar
del crepúsculo que brilla

y ahora su músiquilla
bebe, pero la sorbe cuando
el mate se entibia



*

Todos esos puntos
pueden unir
la figura de mi padre
camina por el césped
corta los yuyos, pone gamexane
lee las huellas, los caminos
que llevan las hormigas
vuelve con un ramillete de jazmines
del país
y un fajo de tomillo
ese su lenguaje


poco hablamos
como si le cansara el esbozar
palabras en pensamiento
al aire de la voz
percibirlas ordenarlas
en esos terrenos maduré
viéndolo, viéndome
después al salir al mundo
la marca, la seña
que solo yo veía.

Del libro 89 golpes y un whisky.

*

Vos que sabés de la muerte,
Lo que hace mal es la vida
Los colores de la escena
Donde esta puesta la mirada
En el camino del odio
Al amor
Esas tenazas ese frío en los huesos
Agua de mala muerte
Entrando en el cuerpo
En el sueño que jamás
Hemos vuelto a ver
Ese terreno consumido, marchito
No busca ningún cielo
Solo la música su rima
Las trampas en que caí
El latido del corazón
Que te quiere llevar
Al sepulcro
Verde el color de los pensamientos
Que la mayoría no ve
Abren un horizonte.
Esperé en el pasillo
Para que me mostrara
Su viejo cuerpo
Caído
Cayendo con su otra
Muerte.


*


Subimos una loma bajamos
Otra
Disfrazados de jóvenes
Lo oculto salía a la luz
En un nuevo ciclo de días
Y de horas
En el placer de lo inexacto
Palabras que dicen lo que jamás
Han dicho
Y se les hace masaje
En esa asfixia
De ojos oscuros
Para que el alma
Salga de los
Cuerpos.
Esa noche del agua
Remando sobre la luna
Echando el resto
Del agua whisky
En la boca
En el respiro
Que guía el ángel
En que creías.

*


Para sobrevivir el papel
De este horror de ciudad
El extenso mundo de tu secreto
Te lleva al placer
En la más pequeña percepción
Por el ojo de la cerradura
Por el portal del sol
La mermelada que se puede comer
En las rodillas
De ese mundo de sombras
Magnífico fantasma
En los pliegues ceñidos
De la habitación del humo del cigarrillo
Amapola lindisíma amapola
De la convulsión
Del tiempo perforado
Y la manzana que sale de la caja
A romper ese muro de ladrillos.


*


Sentados en la orilla
Escuchamos el run run del pez
Un gris humo en la superficie
Del agua
En ese fondo
Nos sumergimos
Picando el agua
Resbalando
Colgando del celeste
Casi transparente
Golpe del remo
En el alma
Cayendo
Las horas para
Revivirlas
Callados y gritando
Con los cuadernos
Bajo el brazo
Para siempre
Pero siempre
Que no se apague
Su verde claro.



*

Qué otra cosa que perderse
En el infinito de claridades
Del corazón que respira
Y late
Y se embelesa en el sonido
Del aceite que queda
Cuando se apaga
Y tambalea en el oído
De los niños
Que los llaman
A comer
En el fondo fondo
De esa oscuridad
Bajo los párpados
Del juego
Esa hora siempre
Suspendida de ese murmullo
Esas palabras
Del sueño y su cuerdita
De un dulce decir
De niebla que baja
Y lentamente
Cubre ese mundo.
El aire de la mañana
En las sombras del patio
Los pies descalzos
Se niegan a dejar la noche
La vida.


Del libro escribí mi nombre


*

Otra vez la Z
En mi corazón
Como si no hubiera nadie
Donde termina el jardín
Preparamos la huída
Donde termina la vida
Este silencio
Imposible de soportar.


*
Piso las tablas bajo la luz
Oblicua de la tormenta
Esa guerra de cada parte
De la cabeza que odia
Lo que piensa la otra
Y quiere tener razón
Al carajo con la verdad, dice
Y nos quedamos en casa
En el último foco
De otra muerte.

Del libro Jazz

*

palabras en las bocas de los últimos besos
con su luz infinitamente buscando un norte
dando rienda suelta a las endorfinas para no
besar los recuerdos que le ponen fecha de vencimiento
a la felicidad


en un mundo alejado de ese faro
quizá te alumbre algún otro brillo
en pequeñas olas colores los días
con su aire viciado


lunares estrellas las noches eran interminables
los brazos remos lo que no viví por miedo
ese punto en el mapa ese mar furioso de Dizzie

como un general dirigiendo el ejército
que no se escape ninguna nota a toda
orquesta cruzando el peligroso precio de esta felicidad



*
el ruido de las puertas
en el hotelito las palabras
del libro sobre el sol en los tejados

la música de cage que no está en ese latido
como aves flotando sobre nosotros en la cama

mi corazón secándose día y noche en sus venas
hasta encontrar la calma que te estoy ofreciendo
una oscuridad aprende a vivir en nuestras vidas

llena de palabras nuestros pasos en un lenguaje
que nos deja en el silencio con su horizonte de bruma.



Pablo Queralt nació en Buenos Aires en 1955. Es médico y poeta.
Publicó: cansancio de lo escrito, pueblo de agua, reescritos infinitos, la flecha de agustín, un seductor mañana, primer paso, late, coca, 89 golpes y un whisky, el padre, cocineros, escribí mi nombre, Pavarotti, poema de la nieve, perfume animal, jazz, laleblan, late, la piscina, aves del paraíso. Figura en varias antologías de poesía, fue publicado en España y Francia sus libros coca , laleblan y aves del paraíso y la piscina de pronta aparición.
Es curador de poesía en la biblioteca popular de san isidro con su ciclo de lecturas y su taller de poesía. Es colaborador del suplemento cultural del diario punto uno de salta y del diario pregón de san salvador de Jujuy.








COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

últimas noticias
encuesta

Que navegador utiliza habitualmente

VOTAR ver resultados
síganos en Facebook