Mié 18.Oct.2017 22:34 hs.

 Buenos Aires
T: °C  H: %

Poemas  de ...

Por Poemas de ...



Poemas de Carlos Enrique Cartolano (Buenos Aires)

09.02.2015 06:31

pájaros pájaros

 

no son de jaula cerrada no son cautivos

estos pájaros que ambulan mi cabeza/ son

de ala ancha libertarios albatros

no invaden endulzan el aire transparentan

aleteos/ pulso son navegantes aéreos

patriotas de jaula abierta o sin palomar sin cárcel

petreles que peinan horizonte en la mirada

sin alambres

 

soy quien mira y dibuja los pájaros y ellos

son que permanecen habitantes su color

este entusiasmo/ alumbramientos y primicia

 

papagayos azules loros parlantes del paraíso

dicen trilce altazor tercera residencia y cuantos

necesite de memoria esta aventura mía/ sexual

casi de amantes desbocados del idioma

sin chacos capitales ni academia

y calandrias benteveos zorzales renegridos

toman dictado de pies sobre el papel

cada día/ sin término ni reglas grifos de aventura.

 

nocturno

 

mi existencia consistió en sumar pájaros

a la ventana/ darles aire y el mejor amanecer

 

al cabo de los años son todos ruiseñores

mi sueño se diluye/ la noche alarga en manos

 

de este amor su canto celebración y sangre

es pájaro tu boca y pájaros tus ojos/ vos cáliz

 

de insomnio para dos.

 

sinfín

 

nada concluye el brote persiste en yema

son portables sus fronteras hay dos versiones

del mismo crepúsculo/ por tanto mi amor

su pájaro azul sobrevuela a todos toca

democrático bendice la memoria sin código sin tasa

 

existir es remontar y picotear paraíso del mismo

patio/ hay letra de reserva la humanidad abona

por eso brindo en la mirada alzo el verso.

 

pintor               

 

allí debajo alguien dejó de esperar/ las últimas

gotas de lluvia son lágrimas y el espectro prolonga

verdes transparenta la tarde que fue

 

estiro la pintura en mi baranda/ allí debajo

la esperanza se tiñe sin saber alguien descree otro

elude certezas y poda sus alas

 

por arriba cruzan pájaros/ la escena brilla arde

la luz se dispone surte color en cada uno

la realidad vuelve a mí enhebra y corre.

 

entremeses


consiste entonces este vuelo en distinguir

nuevo de probado/ descubierto de invención pulsión

de costumbre y postre de otros antipastos

 

aunque la altura engaña/ me despierta esta necesidad

subir al poema la urgencia lo diverso/ lo que pinta

un color desconocido y lleva la muerte puesta.

 

congelador

 

algo de la singladura la última palabra quizás

el reflejo ya extinto que enturbió los cristales

o el plano mismo en que el cuerpo se detuvo

como si abrevara escasez en las esferas/ a un lado

el piélago

silencios

invisibilidad de los puentes

la bruma y sus condenas

 

antes y después no importan

fue sólo este momento/ el instantáneo

existe sólo por prodigios de la fotografía

 

quizás picotearon la imagen desbastaron hasta desaparecer

memoria de otros sitios

                            el hielo

                                      la pose inversa

                                               un punto de vista él mismo

y a su cabo los pájaros sin dueño alzaron vuelos.

 

montaje

 

la imagen centra sobre aleteos del pájaro en la saliente

cuando va alejándose la memoria asegura

platas y rosas del amanecer mientras crecen estruendos

de la corriente

 

el océano se traga al río/ la mirada a la hilera de pájaros

siempre de regreso

 

un tiempo engrosa pone en vuelo latidos sinfín

y la mañana galopa entonces mientras colmo la jarra

 

riego un jardín que sólo yo veo/ replico el murmullo del agua

con ritmo dispar

al cabo mis pájaros crecen en número y se acercan.

 

venero                      

 

en la agonía de no saber me acuesto

con tu mirada entre los labios/ ella nutre

timón a mis palabras pájaros del amanecido

 

son gorjeos tuyos venas versos/ laten

el secreto corazón de mi poema

después decolan manos alzan un nombre

 

venero de tus ojos y azabache empluman.

 

visiones I

... El reflejo no existe,

Y sin embargo permanece.

El agua existe, pero no puede

Permanecer…

Leopoldo Lugones, Los grandes problemas

tal como el mismo sauce su reflejo

un solo río tribunas del aire/ así la mirada

es corriente no el agua aquélla vive

en mil pájaros su transparencia

 

viva es la visión/ su jaula bendice maestro

lugones qué esperar si ya va suelta

y permanece en cauces del idioma.

 

(de la serie PÁJAROS, 2014-2015)

 

1.        fluir primero

 

la existencia consiste en preguntar

por flujo y recipiente

sin controlar jamás la curiosidad

 

después justificar oscilación y cambio

cuando lleguen vísperas.

 

2.        vendimia      

 

la paciencia construye encuentros

es corcho la prueba siempre en alza

 

existir como escuchar/ someterse a sí

y sólo después atender llamados.

 

3.        turnos

 

enterarse de sí es como encontrar

un indicador de transporte público

 

y omitir turnos o prioridades

en la existencia jamás se hicieron colas.

 

4.        ser estar

 

en esto hay que convenir

si queremos mantenernos

sobre líneas de flotación:

 

definir la existencia consiste

en medir espacio abierto

entre ser y estar.

 

5.        toner

 

elevado a metáfora del día voy difuso

cuando el triángulo de luz gesta tropo

en la mirada

 

hay un color en rebeldía/ me copio en todo

pero vuelo diferente.

 

6.        viñas

 

cuando se apaga la bujía y entra tu amor

un ángel abre los ojos/ él estira en un lienzo

su mirada

el arte inflama

en concilios del cuerpo/ la boca anuda

los sexos riegan viñas de una historia de dos.

 

7.        coágulo        

 

setiembre y todo en torno busca

reproducirse/ menos el hombre/ lo llaman

crisis del amor

 

no es mi caso/ llevo un coágulo en el alma

el palpitante embrión de la poesía

vos no te disolvés más/ me estás diciendo

 

verso a verso/ azul por azul tu ritmo

se aquieta allí donde se besan mar y cielo.

 

8.        once

 

aquí avanzaron médanos/ por días

aceros del asfalto garrapatearon a disgusto

después las secas:

 

la arena llovió junto a la brisa/ el mundo

mutó su eternidad.  

 

9.        nueve           

 

arrastro impaciencia de tardes/ furiosa

marejada nocturna y vacilaciones casi alcohólicas

por las mañanas

 

una existencia buscando al arquetipo que remonte

mi tiempo/ esta geografía de arideces

y ni siquiera encontré el mejor espejo.

 

Carlos Enrique Cartolano –Punta Alta, Buenos Aires, Argentina (1947)- es poeta, narrador y ensayista. Cinco hijos y siete nietos; vive en Mar del Plata. Coordina talleres literarios; fue fundador y es gestor del FIPA –Festival Internacional Poesía del Atlántico-. Titular del sello editorial Lágrimas de Circe y su colección Taller de Letras, gestiona la librería virtual http://lagrimasdecirce.com y cogestiona la convocatoria permanente La vida en breves (hasta en 100 palabras). Publicó a partir de 1969 once libros de poesía, dos de ensayos, uno de cuentos y otro de microficciones. Los más recientes son Cuento hasta cinco (-2015- Antología de quintetos producidos en 2012); Completar la mirada, cuentos incómodos (2014) y Hormiguitas operarias, microficciones y no tanto (2014). Algunos de sus poemas han sido traducidos al italiano. Ha participado de las sucesivas ediciones de la Feria del Libro Mar del Plata, puerto de lectura, como así estuvo presente en distintas Ferias del Libro de Buenos Aires.

 

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

columnistas

+ columnistas

encuesta

Que navegador utiliza habitualmente

VOTAR ver resultados
síganos en Facebook