Mié 18.Oct.2017 22:34 hs.

 Buenos Aires
T: °C  H: %

Poemas  de ...

Por Poemas de ...



Poemas de Alejandra Mendez Bujonok (Santa Fe)


23.05.2015 11:10

Mamoushka

a Rosa Karchevsky.


El frío nómada que sólo
un samovar lleno lo calma.
El último grito
donde sale y se pone el sol;
el pasado…

que una muñeca rusa parece.

He visto triángulos
de fertilidad en las costillas;
el níquel del dolor,
la historia
de mentón doblegado.

La Petrushka de Ladoga;
una ilusión de Liev;
épicas
en tus ojos helados
ay! Lena; Lena…

que una muñeca rusa parece.
Caracola

Tenían quietudes azules/sus ojos
cantábrica profundidad/marítima su alma
inaccesa/toda alma todo cielo toda vida/
caracola en movimiento.
Tenían la ductilidad de los vientos/sus vientos.
Me miraba su historia -abuela- como queriendo
salirse de usted.
De niña entendí/solo viéndola mirar/que todo
es un acantilado lejano.



En coro


El puño de la tarde se abre
en semillas de luz multiplicada.

El sonido no es
solo una constante.

Bajan de a una las lianas liláceas
como lágrimas
en coro de los pájaros.

Cardenal amarillo en mi pecho
es el campo

Un animal sediento,
un dios,
un amante.



Toda luz, todo fondo

Toda luz, todo fondo
me lleva en sabanas
de piel algarrobo
a la ribera.

Silencio que se hace carne
en línea inrecta
hasta la quilla de las aves.

Al Colastiné bebemos por paisaje
los poetas de viento húmedo.

La pampa gringa de los inundados,
que saben que el sauce llora
como lloran las viejas olvidadas,
como llora el río y la dejeza.

Que entroncadera zurrumba
peregrina cruje la madera.
Que como dice Fournier:
es un “inútil afán de huesos”.


Música de grana que han llorado los hombres.

Crecer tanto para ser bálsamo

presente.
Coscoja sangre de toro ser
aquel morado dolor del paraíso.
Doler como la noche duele.
Soñar el ensueño del regreso.

Saber que
otros ojos leerán otros libros;
otras bocas abrirán otras voces;
otros astros llorarán a otros hombres;
otras lunas reinarán a otros cielos.



De la manera en que me salvo

No uso reloj en la muñeca
(es triste el mundo de los ajustados)

No uso gafas oscuras de sol
(es triste el mundo de los escondidos)

No uso paraguas de la lluvia
(es triste el mundo de los protegidos)

Me salvo así
(o eso creo)

De pensar el control de los objetos.
De pensar la distancia de los otros.
De pensar que la lluvia es una maldición.


Alejandra Mendez Bujonok nació en 1979 en San Cristóbal (Santa Fe), reside en Rosario.
Es Poeta, guionista y productora cultural. Ha organizado importantes encuentros literarios en su provincia. Colaboro en diversas revistas literarias del país y  participo en diferentes festivales de Poesía nacionales e internacionales.
Ha publicado: “TARDE ABEDUL” (poesía) Editorial La pulga renga, Rosario (2013).

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

columnistas

+ columnistas

encuesta

Que navegador utiliza habitualmente

VOTAR ver resultados
síganos en Facebook