Vie 20.sep.2019 21:46 hs.

Buenos Aires
T: 12°C  H: 49%
Omar Ramos

Por Omar Ramos

 Escritor / Periodista

 | 

Historias Desobedientes

 
Historias Desobedientes

07.12.2018 17:10 |  Ramos Omar | 

 El viernes 23 de noviembre en la Ex ESMA, hoy Museo Sitio de Memoria, tuvo lugar el inicio del Primer Encuentro Internacional del colectivo social “ Historias Desobedientes. Familiares de genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia”.  

El objetivo de este colectivo, hecho como autogestión y feminismo, lo definió en pocas palabras una de sus integrantes. “Desobedecemos para romper mandatos y terminar con el silencio. Hablamos para defender la Justicia. Repudiamos para no ser cómplices”. 
 
El colectivo lo integran compañeras y compañeros de distintos lugares de la Argentina y también de Chile. A partir de Mayo del 2017,  después del fallo de la Corte Suprema de Justicia, conocido como el  2 x 1, entendiendo el retroceso atroz que el gobierno llevaba a cabo, algunas hijas de genocidas, se fueron conociendo a partir de publicaciones en la prensa y las redes sociales para alzar la voz. Así nacieron para no reconciliarse con sus padres genocidas, no perdonar y no callarse.  
 
Su primera aparición pública se produjo el 3 de junio de 2017, en la movilización de Ni una Menos, como lo relatan Analía Kalinec y Liliana Furió. Ya son un grupo humano con un fuerte lazo fraternal, con historias de vida similares y a la vez diferentes, unidas por el dolor y la postura de repudio hacia los progenitores genocidas. Ya más de cien familias de genocidas de todo el mundo se han puesto en contacto con ellas y ellos. 
 
“Desobedecemos para romper mandatos, dijo Pepe Rovano, chileno, los Derechos Humanos siguen vigentes en el 2018 y hay que seguir luchando por el Nunca Más”. Rovano agregó que al mismo tiempo que descubrió los delitos de su padre quiso conocer a las víctimas para escuchar su versión de los hechos y entregarles todo su apoyo. 
 
Por otra parte, Bibiana Reibaldi fue contundente cuando afirmó que “nuestro dolor se basa en la sangre derramada”. Los integrantes del colectivo dieron sus testimonios y principios, incluso  nietos de genocidas, como Nicolás Ruarte, quien dijo que “no hace falta ser cómplice del horror”.  
 
La aspiración de que los integrantes de las Fuerzas Armadas sean educados conforme a la defensa irrestricta de los Derechos Humanos estuvo muy bien descripta por Claudia Farfan, cuando expresó que los militares tuvieron la lógica de eliminar a todo aquel que pensara distinto.
 
Fue conmovedor la participación de un detenido desaparecido (Daniel) cuando dijo que le seguía costando seguir hermanado, pero en lo que podía ayudar, “estoy con ustedes”. 
   
En relación directa con los progenitores genocidas, Piqui, de la provincia de Santa Fe ), refirió que “nadie elige a su padre ni a su madre”, “ nos tocó descubrir esta historia de horror”, “fuimos obligadas a callar”, “rompimos con la persona que nos dio la vida”.          
 
También en estas jornadas estuvo presente Alexandra Senfft, alemana, nieta de un jerarca nazi de alto rango. Alexandra escribió “La sombra larga de los genocidas”. Contó en la Ex ESMA y posteriormente en la Facultad de Ciencias Sociales UBA,  la negación terrible de su familia y de otras que están en la misma situación. Señaló, entre otros conceptos, que “la inhumanidad no tiene fronteras ni límites de bestialidad” y “Es nuestro presente el que debemos enfrentar bajo las sombras de nuestro pasado”. 
 
La chilena Vittoria é Natto, conmovió con su valiente relato testimonial “La hija de un torturador”. Contó que su madre era simpatizante de Salvador Allende y su padre un agente de inteligencia de la marina chilena. Entregó a su esposa el 22 de septiembre de 1973. 
 
Las organizadoras del encuentro contaron que a partir de escritos, libros publicados y de lo que escribieron en las redes sociales, decidieron  confeccionar un relato grupal, que se concibe como un registro (incompleto) de sus experiencias, pensares y sentires, a fin de que muchas historias desobedientes salgan a la luz. El libro se puso a la venta a la finalización del encuentro en la Facultad de Ciencias Sociales UBA, estará próximamente en las librerías y se denomina “Escritos Desobedientes. Historias de hijas, hijos y familiares de genocidas por la memoria, la verdad y la justicia”. Fue publicado por la editorial Marea.    
 
En los tramos finales de la segunda jornada, que se realizó el sábado 24 de noviembre, en la Facultad de Ciencias Sociales UBA, se hizo presente Norita Cortiñas. El público se puso de pie y la aplaudió largamente. El auditorio se convirtió en un sin fin de pañuelos blancos que sigue exigiendo, junto al colectivo de Historias Desobedientes, memoria, verdad y justicia. 
 
El tercer encuentro de estas jornadas  fue el domingo 25 de noviembre con la presentación de El Mensajero de Jayson McNamara, la presencia de Maude y Robert Cox, y Uki Goñi. 
 
 
COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

0 COMENTARIOS DE LOS LECTORES

últimas noticias
columnistas

+ columnistas

encuesta

Que navegador utiliza habitualmente