Vie 20.sep.2019 22:07 hs.

Buenos Aires
T: 11°C  H: 50%

de-jujuy-a-tierra-del-fuego  | 

Poemas de Niní Bernardello (Córdoba-Tierra del Fuego)

07.03.2019 13:45 |  Noticias DiaxDia  | 

Qué trae la tarde, 
qué temblor sobre la
noche en el momento
en que zozobran piel y boca,
golpe azucarado del beso, 
un vaivén flotante, 
manos y aliento, 
niebla profunda del que ama
y trasluce mirada y eternidad?.

Enfundado en un escudo cincelado
por los siglos, 
camina un disparatado guerrero, sin espadas
sin palabras.

Los dioses han decidido su muerte.

Una línea de tanza une corazón y cielo, 
todo lo demás es reflejo, equívoco, deseo.
Será verdad aquella pena, la mudez de las horas, 
los labios que mienten,
el puñal que hiere?.

Quién fueras aquí?: un rumor, un insecto solar
un rubor, un abrazo, un silbido.
Quién fueras aquí?: un grito, un arrebato, 
una luz, un gemido, un puñal certero.
Quién fueras aquí? una embarcación, 
una tela en el viento, una llama, o una escritura.
Quién eres?: una línea, un hueco, un espacio,
un vértigo.

movimientos de danzarines
o de amantes contemplándose
en la penumbra

en la penumbra dorada
del siglo
que atardece.

MALFARIO
Sostengo la cabellera
del mito, serpientes frías
enredadas, tóxico ondular.
No te acerques, corona
tu pie, tu espíritu
en aguas de sangre.

II
Piedra del corazón, dona
al ajo que maldice
la bruma de la mirada.

Cabellera y mito
impropio pasaje de aguas
circunvalación de escamas
y brillo de luna. Hipnótica
sostengo la cabellera
y cae el hacha doble
¿quebrará para siempre
mi despótica cabeza?

OFICIO
Extensiones plomizas de cielo
y de mar galvanizados
en un plano único 
demorado en el abismo
En esa densa penumbra veo
un punto de luz roja
dibujando en el horizonte
un movimiento de vaivén
de perpetua oscilación
sobre el vacío
Es el resplandor del fuego
encendido en el fondo 
de una canoa yámana
En medio del viento y de la nada
crear día a día pareciera
ser idéntico a este oficio extremo
de cuidar más allá de sí mismo
la vida de la llama 


Aspiró este aire cobrizo de orín 
y lluvia. Volvió al lugar de la tristeza. 
Porque si hurgó en sus bolsillos 
y encontró una nota de Vallejo 
el de Santiago de Chuco 
marcado en rojo al costado. 
Estaba escrito así: 
Hay ganas de no haber tenido corazón. 

"PREMONITORIA"
Inconsolable mar escrito, detallado en su 
espuma mínima, inconsolable mar atlántico 
letra muerta, restringida, orlada. 

Un ejército avanza extraviado 
en un circuito de hogueras y gritos, 
desde Ushuaia un guerrero atormentado 
aguarda recostado en su nave. 

¿Qué será mi voz entre esas voces 
adolescentes? 

Nacida entre montañas, mi mano toma 
el gesto de las letras grabadas en el aire 
y escribe 
todavía 
toda vida.

De derecha a izquierda
o de arriba abajo
como tablillas de arcilla
cuña que estremece
lo que va fluyendo
sin cesar y cabe
en el hueco de la mano.
La misma que mata
o implora. Pero estoy aquí
decidiendo de abajo arriba
mi escritura azul
llama de la noche encendida.
Así, llama de alcohol,
parpadeo fugaz de la letra
de izquierda a derecha
inversa como una espada
que guarda, o
adversa como una flecha
que se prepara.

MEDUSA
Junto a la cama descansa
la cabeza misteriosa de
cabellos ensangrentados
en un aceite de serpientes
legendarias, vivas, móviles
Origen de un horror que está
en nosotros devorándonos.

DE NATAL
La historia me toca
con su dedo de ceniza
y soy signo, símbolo
cifra que vuela
y se desvela
Por siempre, me digo, será
griega la voz que reza
que imprime en el aire
un dolor de siglos
y aún persiste
en la caída del sol
en la sangre del cielo
Encerrada en el cristal
del hielo mi corazón sueña
se quiebra como un sacramento
ofrecido a esta tierra baldía
plena de lágrimas
de sangre y cenizas
que el pasado trae y revela
como si fuera un último mensaje

Un marco de plástico verde
con relieve dorado guarda un retrato
de historia forzosa. Veo la casa envuelta
en hule gastado con flores adversas
y azúcar derramado a los pies de todos.
Aquellas botas claras de descarne
emergiendo como un relámpago loco
en medio de la habitación.
La copa de vino santo rebalsa sobre cenizas
y chisporrotea el rescoldo.
La cola de un pavo real tejido
mira con mil ojos la escena.
Estoy en un lugar argentino, de piedra,
de aguas, de trinos. Espacio calado
sobre el cielo, vacío sobre vacío.
Cruz y flecha
torcido pie, dedos desnudos.
Estrella de plata sonando en la noche
su espuela
duele

TRES PARA MOREIRA
1
Pulsionó la boca bicolor
y soltó una arremetida
mujiente con brillos
de plata repujada.
Polvillo de pulpería
depositado entre las manos.
La garganta con caña
se afina, dijo Moreira
y su boca contuvo
largo rato el trago
calentándolo.
Mirálo ahora
junto a Navarro
cuando echa adentro
de su boca
ese buche cálido
de varón a varón
estremecidamente
volcado
bajo las estrellas.

2
¿Qué me viene de vos, Moreira?
Altivo en tu chiripá negro
barba como de seda suave
Crece en mi tu imagen
destituida por el orden
Viene de tu criba
pudorosa y de esa daga
de madera pintada
Primor de circo pobre
Desmadrado perfil
sube a mí usurpando
un beso de pasión
apasionado
en real prenda de amor
dado
Te vi Moreira
y no me callo
...
Se fue Moreira al claustro
de las estrellas. Dejó su pasión
en una pared encalada y ajena.
Hubiera querido entender
de golpe, su misterio. Me digo:
es la vida nuestra de compadres
peones y capataces entreverados
a gritos, oliendo a tabaco negro
y alcohol barato. Pienso porqué
a la suerte se le antojó siempre
sangrar de este lado de la vida.
Morir, morirnos sin chistar
mirando el cielo o al suelo.

SOMBRAS
Las sombras que la vida destinó a Juan
eran tuyas y mías y tuyas. Vuelve el dedo
cósmico a señalarte frío, distante. Apenas
tocado, caés tembloroso de tu bicicleta,
del caballo, de tu rincón. Sin más una voz
pregunta: ¿soy yo el mismo ahora, ahorita
regresando de una cuna sin tiempo?

1977
Como una pantera congelada
En la perfecta trama del dibujo,
Mi emoción quedó prisionera.

Prisionera de un terror ignorado
Que hoy la conciencia abre
Lentamente: una flor negra
En este cuaderno vacío.

Amenaza del enigma grabado
En la piedra del futuro:
¿Cómo fue que sobrevivimos?

Respóndeme:
¿fueron aquellas poesías
Que intentábamos escribir
El cristal encantado
Que sostuvo nuestras vidas?

ARTE POÉTICA
Tiritando de frío dibujé una rama
y una taza y un altar
Negro sobre azul tiritando
helada mi mano dibujó
un conjuro certero
tu nombre y tus ojos
y mi saliva borró
a todos todo
ola de un lejano mar en agonía

DUELE
En el verano austral
todo es sufrimiento. Apenas la lluvia
toca el vidrio de la ventana, el alba
que fulgura eterna sobre un cielo claro
desenvuelve un mantel antiguo
migas, manchas de vino y costras,
figuras recreadas por la vela, caen
y extinguiéndose hablan.

El atlántico moja la punta
de ese género azul donde la vida
se recuesta. Sufre el aire, y
la retama increíble en su oro
traspasa el centro de la mirada.
Azorada veo mi propio ser
sentado en el umbral de mi casa
entre las sierras, esperando la dicha.

POÉTICA
Con la letra impongo mi marca
la línea que abre de un tajo
el cielo del corazón, la cúpula
del vientre, el templo
soterrado de las arterias.
En el trazo la sangre brota
de su cauce y escribe sola
igual al río que ensueño siempre
viajando por la noche de plata
helada

Niní Bernardello. Nació en 1940. (Córdoba - Tierra del Fuego). Poeta y artista visual. 
Libros: “Espejos de papel”, 1981 ; “Malfario”, 1985; “Copia y transformaciones”, 1990. “Puente aéreo”, 2001. “Salmos y azahares”, Ediciones Argos, 2005. Natal (2011) y Yeso (2012). Atardeceres marinos
La Universidad San Juan Bosco de Comodoro Rivadavia editó su antología: “Cantando en la casa del viento. Poetas de Tierra del Fuego”. 
Participó en antologías: “Mujeres poetas de Córdoba 1960-1990”, Córdoba, 1994; “Abrazo austral”, Buenos Aires, 2000; “Poetas Argentinas 1940-1969”, Buenos Aires, 2006; “Antología de la Poesía Patagónica, Málaga-España” 2006, entre otras. 
Forma parte de la antología 200 años de Poesía Argentina, editada por Alfaguara en 2010, entre otros.
últimas noticias
columnistas

+ columnistas

encuesta

Que navegador utiliza habitualmente