Lun 17.Jun.2024 0:12 hs.

Buenos Aires
T: 29°C  H: 44%
Poemas  de ...

Por Poemas de ...



 | 

Poemas de Jorge Gabriel Tula (Catamarca)


Poemas de Jorge Gabriel Tula (Catamarca)

10.08.2014 11:46 |  de ... Poemas  | 

SEMILLAS DE LA LLUVIA  

Como un himno

de lentos camélidos bajo la luna,

el viento siembra sal

y tus ojos relumbran en la noche

del monte que duerme.

Un silbido apenas,

un desgaje monumental,

y tus raíces regresan

a beber viejas vidalas.

Sueltas ríos profundos

y veo tu rostro entre relámpagos

que bajan a golpear la piedra.

Pero en tu pelo

se enredan los perfumes.

De rodillas te imploro

que calmes la desdicha;

dame el verdor primordial

con que inscribes lo que existe.

 

NADA

a Diana Bellessi

 

Jadeante,

con la camisa afuera,

el escriba se detiene a mirar

el palabrerío.

 

Ha construído un camino de hormigas,

una babel de significados,

palíndromos,

frases a contrapelo de la razón,

puro sentimentalismo.

Nada.

 

Sin embargo,

la espina clavada.

El escozor de lo no dicho.

Los estratos de días

como edades geológicas

en la memoria.

 

La necesidad de amar.

 

La mano que espanta

de una boca

las moscas de la muerte.

 

La simple belleza.

 

EL RÍO DEL LENGUAJE

Las palabras que escribo

hacen girar la rueda de la noche

como un inmenso río.

Me miro en ese cauce del lenguaje

y no hay espejo,

no hay signo

que describa mejor al mundo.

Este momento alto e iluminado

tiene del día un sol

igual a la palabra oro.

Oro que transforma en lenguaje

todo aquello que toca.

Midas al revés,

que nombra y construye

la frase en la que el signo es síntoma.

Los signos que se tejen

se nombran a sí mismos.

Se acusan, acaso, objetos

de una referencia que los hará bellos.

Si nombro la palabra

caballo,

el aire hace crecer crines al viento.

Si nombro la palabra noche,

el universo es una luz azul

como la del pensamiento.

Si nombro la palabra boca

me sabe a la tuya, amor, y no muero.

Si nombro la palabra muerte

estoy y no me encuentro.

Si nombro la palabra siempre

es eterna la noche de tu cuerpo.

 

HABLO DESDE UN PAÍS DE HUMO

Hablo desde un país de humo y sin subibajas

andenes

enamorados para subir al futuro.

Quizá conocés uno mejor,

yo no sé más que de éste:

mirá tiene pájaros enrarecidos

de tanto respirar campanas y pésames

y hay cielos enjabonados donde resbalar

la mirada hacia el valleazul del río.

Yo quiero en este país un poema

no de humo.

¿No hueles conmigo tanto apestoso humo?

Busco una escritura redonda honda lironda

sin hormigas que se coman mis palabras.

 

Es que hablo desde un país de humo y

sin subibajas

y sin embargo sé que hay

andenes enamorados para subir al futuro.

 

CUERPO TEXTUAL

Quiero tener a mano en la noche

el diccionario de tu cuerpo, digo

por esas dudas de amor que me asaltan

a veces:

¿cómo escribo el bienamado diptongo de tus piernas?

La palabra se espesa en lo umbroso de tu pelo.

Con qué intuición detallo este deseo:

asaltarte en tus islas con mi corazón bucanero

rasgar la mediasombra del olvido

de un sablazo inmenso de risa y robarte el sueño

(de dónde llegas Chabe con tu canción de aurora

que hasta haces girar mi corazón y sus planetas)

Quiero tener a mano palabras esenciales,

que de la noche surja el poema

como un lirio del profundo limo

de tu cuerpo.

 

LAS PLANTAS DEL JARDÍN ESTÁN FLORECIENDO

Carta a mi hermano en la Patagonia,

querido hermano:

te escribo con la mejor pluma de mis alas

dedálicas, te diré que nos separan

antenas parabólicas centrales telefónicas

aviones nostálgicos un silencio esdrújulo.

Me cuentas en tu última carta

que los pingüinos

se mueren de frío en Ushuaia.

Los Antiguos es un pequeño valle

de cerezas recónditas en ese país

de ovejas que se llama Santa Cruz

(por donde el verano se olvidó de pasar)

Ayer mamá lloró la largadistancia de tu voz

y te dice que cuides el dinero,

las plantas del jardín están floreciendo,

posdata recibimos el giro postal

                          de tu corazón.

 

EPIGRAMAS

I

Si por cada beso tuyo naciera

la noche y naciendo no muriese,

te diera yo la luz de mi alegría

que por tu amor jamás desaparece.

Y si el sueño que llega con la muerte

y tu ausencia son mayores que el día

espero ya entonces que mi suerte

sea morirme soñando tu vigilia.

 

II

Ah el oleaje, palabras.

Todo yo estoy oliendo a escritura.

El poema es una mar salada.

 

III

a Federico

 

Llorás y el mundo carga

su pesado collar en mi cuello de perro.

Te reís y la larva de la alegría

abre en mi corazón sus alas.

 

EL COMBATIENTE

a Ernesto Guevara

 

Comandante:

no han muerto aún

las flores

depositadas en el alma

asilo de su corazón

combatiente de la tiniebla

en el furor del siglo.

Bajo las raíces del invierno

aún sobrevive el árbol.

(En Vallegrande desentierran

una lámpara para alumbrar al mundo

un ángel con las manos cortadas

un estigma en la frente

para los asesinos)

Comandante:

ahora descubro

que todas las revoluciones

son una sola

y se suman

a la evolución total del hombre.

El combatiente ideal

el hombre nuevo

el padre de todas las ternuras

está naciendo.

Su luz es un fusil de panes

su voz nombra a la mujer infinita

sus ojos de futuro

recién comienzan.

 

LO NOMINABLE

Las palabras sobre las que rueda la noche.

Tu canto en las arenas a orillas del sueño.

La nave silenciosa de la noche que cruza el tiempo.

El crujir de palabras secas como hojas en otoño.

Tus pensamientos cóncavos como ánfora de silencio.

Los ojos quemados de haber visto detrás de las estrellas.

Las innumerables vidas sobre esta tierra.

Las almas que se cruzan como profundos peces.

Las insondables formas en que se viste el mar.

Mi amada, que tiende los hilos secretos

de las ensoñaciones.

 

Jorge Gabriel Tula, nació en Catamarca en 1965. Es poeta,  periodista, Profesor en Letras de la Universidad Nacional de Catamarca y editor del suplemento cultural del diario El Ancasti.

Autor del poemario  “Semillas de la lluvia”  Hablo desde un país de humo, el libro de cuentos El follaje incesante y el ensayo Luis Franco: el mundo de las significaciones vivientes, todos inéditos.

Publicó poemas y cuentos en diversas antologías y revistas. También reseñas, entrevistas y ensayos de crítica cultural en su blog El follaje incesante (http://blogsdelagente.com/el-follaje-incesante/).

Hizo un taller en poesía con Diana Bellessi y un taller en narrativa con Leopoldo Brizuela en el 2011 al obtener dos becas del Fondo Nacional de las Artes.


COMENTARIOS
síganos en Facebook