Dom 19.May.2024 15:07 hs.

Buenos Aires
T: 29°C  H: 44%

cultura-y-comunicacion-  |  Artes Plásticas

Ato Colli el pintor que tradujo la inmensidad del noroeste argentino

 Presentó la muestra “2023…septiembre”, en la Asociación Cultural Armenia, compuesta por trece obras de grandes dimensiones que transcurren entre lo abstracto y lo figurativo, dando cuenta de la inmensidad del paisaje. El artista nos contó sobre cómo llevó esa naturaleza imponente a esta serie de lienzos

16.09.2023 14:32 |  Noticias DiaxDia  | 

“Estas obras se basan en una serie de imágenes, vivencias y  sensaciones  por las que transité este 2023,  en un viaje a la Rioja y Catamarca,  provincias que me dieron espacio para pensar y sobre todo  para sentir, vivenciar. Allí, habitan miles de formas, el cielo, los colores, espejismos de lagunas blancas a 4500 metros de altura, ríos amarillos, catedrales de tierra, médanos danzantes, el viento y el sol siempre, el seco sol”. – destaca el pintor. 


 
Consultado por NoticiasDíaxDía sostuvo: “Está la discusión de si es figurativo o es abstracto, y yo creo que estoy parado justamente en la línea que divide esas dos expresiones.  Cuando pinto, me pasó especialmente en los cuadros que terminaron conformando esta muestra, al encarar la obra con telas tan grandes sucede que es la tela la que va pidiendo pintura, es la tela la que te marca su propia arquitectura. Me enfrento a la sensación de que la tela me exige. Muchas veces comienzo con un boceto y luego aparecen formas que te marcan un camino propio: colores, sombras, vienen libremente y ni siquiera estuvieron bocetadas ni nada por el estilo, solamente aparecen”. 
 

 
“Lo interesante de esta muestra, inspirada en un viaje que hice en mayo a La Rioja y Catamarca, es que la armé corriendo contra reloj, así que me entregué a lo que emergiese en las telas, y fue mucho. Comencé “manchando” por un lado, por el otro, hasta que surgió lo vivido en este viaje”- agregó. 
¿Por qué el noroeste argentino?

“Es una región que casi no conocía; visité lugares increíbles como Fiambalá, la parte bien alta, luego llegué a los Seismiles, esas cosas rarísimas que tiene Argentina. Después fui a Talampaya, que sumó lugares que tienen que ver con el tema de la muestra, allí me encontré con geo formas como si fueran nubes que inspiran nuevas formas”. 
 
“Se da lo de la percepción que siempre trabajo en la facultad de arquitectura con los alumnos, allí todo lo que ves te dispara percepciones. En Talampaya, frente a los arbotantes me sentía ante una Catedral; por otro lado hay especies de submarinos con su torreta, en donde poses la vista se te figuran cosas. Y en esta muestra empecé a pintar con ese espíritu de soltar la pintura y que ella me muestre sus formas, escondidas en manchas. El noroeste es un lugar muy inspirador en donde el sol moldea todo, crea sombras, las mueve, las hace bailar, eso me parecía increíble” – destacó el pintor.
 

 
Sobre el color o la forma, dijo: “Esa es otra discusión que tenemos entre colegas, sobre los colores y sus significados. Y volvemos al tema de que nada es puramente abstracto, y creo que tampoco figurativo. Creo estoy en ese medio, ese espacio entre las dos cosas, acá pasa lo mismo en donde no solo hay una interpretación de las formas sino que hay una interpretación del color. Ni siquiera cuando sacás una foto podés asegurar que ese sea el color del objeto, teóricamente es lo más parecido a ese lugar pero, por ejemplo, el día que visité Talampaya hacía calor, había viento, tenía que usar anteojos, entonces los colores fueron parte de la percepción”. Y remarcó: “En este lugar en particular, el cielo si tiene un carácter abarcativo, de absoluta presencia, es muy predominante. No comienza celeste en un principio como lo imaginaríamos, empieza por tener formas y texturas que traté de representar, allí lo percibí infinito, con millones de matices. Así como las noches, que en esos lugares son increíbles. El cielo es importantísimo en ese paisaje, y me gustó que estuviera ese color tan predominante”. 

NDxD: hace mucho que pintás, es interesante que te hayas largado a mostrar tu arte. “Si, por un lado creo que los cuadros y las muestras se terminan cuando las presentás, ahí cerrás el ciclo.  Por otro, me parece muy bueno que la pintura sirva para debatir qué te hace sentir esa representación tamizada por el arte.  Es el no lugar. En este caso, esta muestra tiene la intención de ser un relato que te lleve a la sensación de haber visitado un lugar y la discusión, en la inauguración, pasó por los simbolismos. La muestra tiene un orden desde la entrada, con una mano que surge desde la tierra”. 
Hay una frase de Borges que dice algo así como que un libro se termina cuando se manda a la imprenta sino siempre se está corrigiendo. En los cuadros pasa lo mismo, con la muestra ya está, ya se laquearon, ya se mostraron, no se tocan más, ahora hay que pasar a la muestra siguiente. Llegué al extremo de separar un cuadro en dos partes a minutos de exponerlo. 

Ato Colli, nació en 1970, en la ciudad de Buenos Aires, se recibió de arquitecto en la UBA. Profundizó sus conocimientos de pintura en los talleres de Amilcar Colli y Jorge Pirozzi. Realizó exposiciones como: “La profundidad del espacio” Fotografía, Pintura y objetos;  “El Horizonte y sus contradicciones”; Galería Braque. En 2010, obtuvo una Mención Especial en el concurso “Bicentenario Luján es Otoño“.
 
COMENTARIOS
síganos en Facebook