Lun 16.Dic.2019 0:10 hs.

Buenos Aires
T: 29°C  H: 44%
Carlos Boragno

Por Carlos Boragno

 Historiador, escritor y periodista

 | 

Historia Argentina - Octubre 1975

 
Historia Argentina - Octubre 1975

02.08.2019 11:49 |  Boragno Carlos | 

 El viernes 17 de octubre de 1975,con un sol casi idílico,la Plaza de Mayo está repleta, miles y miles de peronistas dispuestos a dar lucha y respaldar a su presidenta, la viuda del general. 
 
El ambiente olía a golpe, y había que ir a apoyar,escuchar el primer discurso de la presidenta Isabel Perón,luego de una licencia por enfermedad que había durado treinta y tres días. Mientras que a sólo treinta kilómetros de la histórica plaza. La historia era otra.
 
Los jefes de la Armada y el Ejército argentino, el almirante Emilio Massera y el general Jorge Rafael Videla, se reunían con el titular de la Fuerza Aérea, él brigadier general Hector Fautarío, para persuadirlo de que se sumará al golpe militar. 
Navegando por los canales del Delta del Parana ,a bordo del lujoso yate "Itati".Almorzaban langostinos con un espumoso vino blanco, servido por un sub oficial, de guantes blancos, cuerpo erecto y cara de servidor obsecuente.. Entre langostino y langostino, el brigadier Fautario miraba de reojo y con desconfianza al general Videla y al almirante Massera.Los conocia, sabia hasta donde eran capaces de llegar. Apenas cuatro días atrás habían tenido una muy fuerte discusión en la sede del Ejército, cuando él había rechazado enérgicamente un golpe militar contra el desfalleciente gobierno de Isabel de Perón 
 
Aquella mañana,Massera lo había llamado por teléfono. En esa reunión él comandante de la Armada con voz amenazadora le dijo:
-Revise su actitud brigadier, la patria necesita de nosotros, usted sabe que el país está en peligro, los comunistas, los gremios que pasaron a dominar al propio Estado,y la presidenta no puede controlar esta situación, tenemos que actuar urgente, dijo Massera. 
-Usted sabe Massera que nosotros nunca estuvimos preparados para gobernar un país, todos los regímenes militares anteriores, tuvieron que salir por la puerta de atrás. Exclamó Fautarío con mucha severidad y confianza en su argumento, que lógicamente era válido. 
-Pero ahora todo va hacer distinto dijo Videla casi interrumpiendo la conversación. 
-La situación va a ser diferente, ya que el próximo gobierno militar se hace cargo del país encabezado por una junta militar de gobierno, y cada una de las armas tendría un 33,3% de importancia en las decisiones que se llevarian a cabo.
-A mi no me enrosques la víbora,Videla.
Dijo Fautarío,con cara de sabiduría.
-El Ejército,como siempre se va a quedar con la principal porción; después,vendrá la Marina,y a nosotros,a la FuerzaAérea, nos quedarán las migajas.
Dijo el brigadier, sabiendo muy bien esa mentira,que siempre había sido igual a lo largo de la historia. 
-Le pido brigadier, que piense nuevamente esta propuesta que le hacemos, le comunico a usted, como jefe de la aeronáutica que la decisión está tomada y que las Fuerzas Armadas  de Argentina se harán cargo del país a partir del 24 de marzo de 1976 por medio de un golpe de Estado.
-No tengo nada que pensar.Mi posición sigue siendo negativa. 
Exclamó enérgicamente Hector Fautarío,como autoridad máxima de la Fuerza Aérea Argentina. 
La decisión ya estaba tomada,había que derrotar a la primer mandataria en esa fecha la Armada y el Ejército debían comenzar con el adiestramiento de los nuevos conscriptos para cumplir con el servicio militar obligatorio en 1976,y también porque debían anticiparse al inicio de la próxima campaña electoral. 
En esa reunión Emilio Massera y Jorge Videla siguieron tratando,sin éxito,de convencer a Hector Fautarío. 
Los políticos no se quieren hacer cargo de la situación,el país se va en caída libre. 
Dijo Massera y Fautarío le responde que...
-En 1977 habrá elecciones y probablemente el peronismo será derrotado.
Explicó Fautarío. Sin embargo los demás comandantes no pensaban lo mismo y la reunión terminaría sin acuerdo.
El jueves 18 de diciembre de 1975 la Fuerza Aérea Argentina, se subleva, un sector de la aviación de tendencia ultranacionalista encabezado por el brigadier mayor Orlando Jesús Capellanes pide el pase a retiro del brigadier general Hector Fautarío y renuncia de la presidenta Maria Estela Martinez de Perón. En la rebelión fue detenido en el aeroparque. Fautarío es trasladado a la VII Brigada Aérea de Moron.Fautarío es enviado al Taller Regional Quilmes donde lo encerraron en una habitación sin custodia se escapa y busca ayuda de inmediato. Cerca de las doce del mediodía llega hasta el edificio Cóndor. Su presencia sorprendió al ministro de Defensa Tomas Vottero,quien se había acercado al edificio para nombrar como comandante de la Fuerza Aérea Argentina al por entonces brigadier Orlando Ramón Agosti. 
Ante esa situación Fautarío lo increpó a Vottero por lo que estaba haciendo y le dijo que ya estaba en marcha un golpe de Estado. Luego, parte a Olivos para hablar con la presidente , pero no lo recibió. Fautarío le envío entonces un mensaje a traves del edecan de la Aeronáutica :"Cuidese,señora,porque a usted la van a echar en marzo".
 
COMENTARIOS
encuesta

Que navegador utiliza habitualmente