Lun 16.Dic.2019 1:29 hs.

Buenos Aires
T: 29°C  H: 44%

 | 

“Los padrinos…”. Por Claudia Ainchil

21.02.2014 01:29 |  Noticias DiaxDia  | 

Tic tac con averías, se agregan sin subtítulos en el idioma original. Como cuando un balde colmado de agua cae sobre el rostro de un transeúnte que camina silbando por la vereda totalmente ajeno a lo que le va a ocurrir.

Un día conversando con alguien super ocupado , una de esas personas que van de un lado a otro, a las que comúnmente se las ve al palo, me comentó lo necesario que era tener un padrino, para sentirse respaldado.

Quien no lo tiene pasa a ser un simple paria. En el reparto de oficios a la indefensión se la considera el pantano con mayúsculas. Un lugar por el que nadie quiere ni siquiera acercar su nariz o palpar con un contorno de piel.

“Si lo tenes, dormis tranquilo. Si no lo tenes, agarrate bien fuerte porque los temporales son difíciles de sobrellevar”- expresó.

En medio de los sucesivos despliegues diarios aparecen aquellos que le dicen al “desvalido”, el que no goza de un padrino, quédate tranquilo que lo tuyo va viento en popa. Pobre iluso, escucha estas palabras y se duerme en los laureles  creyendo que así va a ser. Entra en un grato estado de somnolencia.

Acto seguido pasan los días, y al no recibir noticias, ninguna señal, empieza a insistir con llamados telefónicos que nunca son atendidos. Un común denominador en esta época.

Padrinos revoloteando, apadrinados con sonrisa de oreja a oreja porque fueron tocados por la varita mágica, algunos agrandados con barba  de espuma, sillones majestuosos, y en un costado el hijo del vecino ocupando el rol de simple hijo del vecino.

Es ahí donde emergen, en la calesita mundo,  sapos de todos los tamaños y colores. Rugosos. Estos animales  abren tanto los ojos que si uno los observa bien pareciera que hasta les cuesta creer el porqué de los movimientos humanos. Esas rarezas de subsistencia. Tantos colmillos como trofeos mezclados en el reloj de arena.

 

encuesta

Que navegador utiliza habitualmente